Unicamente cuando se pierde todo somos libres para actuar