Te toque y se detuvo mi vida. Pablo Neruda