quizás no haya que complicársela tanto y la felicidad sea eso: un plato de papas fritas, un cuento , un beso, una amanecer o un buen baño de espuma.