No hay nada como reírse con un amigo y que nadie lo entienda