NO HAY MAQUILLAJE EN EL MUNDO QUE PUEDA EMBELLECER UN CORAZÓN FEO.