nada como llegar a donde otros dijeron que no estarias