Las mejores enseñanzas de la vida suelen venir de los momentos más duros.