La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla