HAY AMIGOS QUE SE CUENTAN CON EL DEDO DE UNA MANO