Eres incapaz de ir a un restaurante sin criticar el diseño del menu.