En la tierra de los asesinos la mente de un pescador es un lugar sagrado