Aunque a veces pensemos lo contrario…